El océano: medio ambiente, vida y agua

• La necesaria relación que Canal Gestión Lanzarote tiene con el mar hace que la preservación y conservación del océano sea uno de los compromisos medioambientales más firmes. ¿Qué puedes hacer tú para ayudarnos?

No se trata de esperar a que llegue cada 5 de junio para reflexionar y tomar decisiones de carácter medioambiental que contribuyan a preservar nuestro entorno. El futuro está en juego y, por ello, éste debe ser un compromiso diario.

Junio es el mes del Medio Ambiente… Y de los Océanos.  Desde 1974 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se marcó como objetivo utilizar la jornada del 5 de junio como fecha clave para motivarnos y que nos convirtamos en parte activa del desarrollo sostenible para que, en conjunto y como sociedad, trabajemos en pro de una mayor sensibilización ambiental. Treinta y cinco años después, en 2009, la Asamblea General de la ONU decidió que cada 8 de junio celebraríamos mundialmente la importancia que tienen los océanos para la vida.

Este año, los lemas escogidos por la ONU para conmemorar el Día Mundial del Medioambiente y el Día Mundial de los Océanos son “Restauración de los ecosistemas” y “El océano: vida y subsistencia” respectivamente.

En Lanzarote dependemos del ecosistema marino para disponer de agua potable los 365 años. Por tanto, parece más que razonable que su preservación y protección sea una prioridad.

Siendo este ecosistema que nos rodea nuestro recurso natural no podemos obviar su cuidado y su buena salud. Cuidándolo a él, nos cuidamos todos. Pensemos que no solo nos proporciona los más de 11 millones de m3 agua potable que consumimos anualmente en Lanzarote. Tenemos la suerte de que nuestro mar nos proporciona un maravilloso litoral del que disfrutar continuamente, y gran parte de nuestra alimentación: además de regular las necesarias lluvias, el tiempo, el clima, y producir entre el 50 y el 85% de oxígeno de nuestra atmósfera. Los océanos mueven los sistemas que hacen posible que la tierra sea habitable. El Atlántico hace posible que Lanzarote sea lo que es.

Así que, desde Canal Gestión Lanzarote y para conmemorar estas dos importantes fechas, proponemos hacer nuestros pequeños gestos medioambientales fáciles y sencillos con los que contribuiremos a disfrutar de un océano sano, desde casa. Este océano que tanto nos proporciona debe ser una prioridad para todos. Y todos podemos ser más sostenibles en nuestra cotidianidad:

 

Dediquemos un rato a limpiar la playa o el litoral que visitemos, combinando esa actividad con el disfrute de un buen baño y la toma de sol. O, mejor, participa en alguna limpieza grupal o en un programa de conservación de playas. Retirar cualquier tipo de basura es importante para que no se la lleve al mar.

 

 

No utilicemos el inodoro o los fregaderos como cubos de basura. Queda prohibido verter toallitas, aceites, papeles, bastoncillos, compresas, o cualquier otro tipo de residuos sólidos por ellos. Ten presente que el agua que utilizamos en casa es depurada cumpliendo con todos los parámetros exigidos para que podamos devolverla al mar en las mejores condiciones. Pero también ten muy presente que los sistemas de saneamiento y depuración se colapsan con este tipo de residuos.

 

 

Evitemos utilizar productos tóxicos y químicos que se vayan directamente a los sistemas de saneamiento. Podrían acabar en el mar si surgiese alguna incidencia en los sistemas de depuración.

Realicemos compras responsables evitando el uso de plásticos: bolsas de la compra, envases, botellas y bandejas donde vienen los alimentos. Los plásticos son uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos como sociedad en general, y el océano y su vida marina en particular. Destruyen los ecosistemas marinos. Apostemos por los reutilizables porque los recientes estudios aseguran que en 2050 habrá más plásticos que peces en el océano.

 

 

Activemos la factura electrónica. Si conseguimos eliminar las facturas en papel, desde Canal Gestión Lanzarote podríamos evitar la tala de árboles y el gasto de millones de litros de agua que son necesarios para producir folios. Dos datos: producir un folio conlleva una huella hídrica de aproximadamente 10 litros, y emitir las facturas de los 70.000 abonados que tiene esta empresa requiere la celulosa de unos 60 árboles cada dos meses.

Menú